Literatura | Reseña: After Dark

After dark2

Argumento:

Cerca ya de medianoche, en esas horas en que todo se vuelve dolorosamente nítido o angustiosamente desdibujado, Mari, sentada sola a la mesa de un bar-restaurante, se toma un café mientras lee. La interrumpe un joven músico, Takahashi, al que Mari ha visto una única vez, en una cita de su hermana Eri, modelo profesional. Ésta, mientras tanto, duerme en su habitación, sumida en un sueño «demasiado perfecto, demasiado puro». Mari ha perdido el último tren de vuelta a casa y piensa pasarse la noche leyendo en el restaurante; Takahashi se va a ensayar con su grupo, pero promete regresar antes del alba. Mari sufre otra interrupción: la encargada de un «hotel por horas» pide que le ayude con una prostituta agredida por un cliente. Dan las doce. En la habitación donde Eri sigue sumida en una dulce inconsciencia, el televisor cobra vida y en la pantalla empieza a distinguirse una imagen turbadora… pese a que el televisor no está enchufado.

Argumento extraído de TusQuets editores.

Ficha técnica:

Género: Realismo mágico
Autor: Haruki Murakami
Año: 2004
Páginas: 208

Mi opinión:

Hacía tiempo que no me inmiscuía en la literatura japonesa, así que empecé a buscar algún libro cuyo argumento me interesase, alejándome, lo más posible del drama romántico tan abundante en este tipo de literatura. De entre los pocos libros que encontré que me pudiesen interesar, uno de ellos me llamó bastante la atención, y ese era After Dark. Dos cosas hicieron que escogiese este libro entre los demás, una fue que el nombre deriva de una pieza de jazz, y otra es que toda la historia transcurriese en 7 horas, algo novedoso, por lo menos para mi.
Haruki Murakami
Cuando empecé a leer la novela, no tenía unas expectativas muy altas, por una parte no sabía quien era el autor, que al parecer es muy famoso, y por otra… por mucho que me llamase la atención su historia contada en tan poco tiempo, suponía que ese factor iba a limitar tanto el desarrollo de los personajes como el de la historia. Puede que fuese por las pocas expectativas que tenía, o que realmente la historia es magnífica pero me atrapó de principio a fin, y en una sola sentada ya la tenía acabada.

Desde un principio te das cuenta de que la historia está narrada de una forma poco común, por una parte el narrador habla en gran parte en primera persona del plural, refiriéndose a él mismo y a nosotros, ya que el autor nos introduce en la novela como observadores, y por otra parte, al no estar contada desde el punto de vista de ningún personaje, en ningún momento podemos leer sus pensamientos, solo sus diálogos y lo que nos describe el narrador. Se nota que el autor quiere simular con su estilo de narración, una película, con un resultado más que satisfactorio.

Pero no es la forma en la que narra lo importante; lo verdaderamente embriagador de esta novela son sus encantadores personajes y sus fascinantes diálogos, con los que poco a poco nos irán contando parte de su vida, de como son, de sus miedos y sus problemas.

Aún así, en mi opinión, la novela tiene un defecto, y ese es la mezcla entre la realidad y los sueños que sufre uno de sus personajes, cuyas apariciones rompen el ritmo de la lectura, y no me resultaron interesantes. Por lo tanto cada vez que llegaba a una de esas partes, estaba deseando acabarla para poder continuar con sus otros personajes.

La novela no tiene ni un principio ni un final, lo que está narrado en ella es lo que ve el narrador en cierto barrio tokiota en una noche, y esto se nota en que ciertas historias que nos cuentan no tienen una conclusión, y aunque esto no sea un fallo, ya que el verdadero disfrute de esta novela se encuentra en los diálogos de sus personajes, también es cierto que le pediría un poco más al autor en las páginas finales como que no fuese tan abierto.

En resumen, una novela que aunque no sea imprescindible si que es muy entretenida y absorbente, bastante corta y con la que puedes empezar a conocer a su autor que tanto afán crear en todo el mundo.

Por todo lo expuesto anteriormente:

Nota Final: 8

Anuncios

4 pensamientos en “Literatura | Reseña: After Dark

  1. Haruki Murakami es un gran autor. Comencé leyendo una obra suya de pura casualidad, Kafka en la orilla, y me encontré fascinada. A mi me encanta el realismo fantástico latinoamericano, esa mezcla entre la realidad y esos elementos tan mágicos e irreales que te mantienen soñando, por ello la narrativa de Murakami me atrae bastante, a pesar de distar con esta corriente enormemente. Me encanta. Sin mencionar ese juego que lo caracteriza, el de contar historias paralelas de diferentes personajes que al final se entrelazan. Acabo de terminar El fin del mundo y el despiadado pais de las maravillas y comenzare com El pajaro que le da cuerda al mundo. Sin duda acabaré en 1Q84, y luego le de una leída a sus obras más antiguas.
    Me gustó tú reseña 🙂

    Me gusta

    • Si, da gusto leer Murakami, es más, entre antes de ayer y ayer me acabé Kafka en la orilla, creo que es la primera vez que me leo 700 y pico páginas en menos de 30 horas, y es que engancha un montón. Aunque no me acaba de convencer del todo su mezcla entre la realidad y la fantasía, por lo menos en estas dos únicas obras que leí, ya que no suele explicar por que ocurren los sucesos fantásticos.

      Me gusta

      • Sí, un amigo me dijo lo mismo cuando comentabamos el libro de Kafka en la orilla. “Y aunque nos la hayamos pasado toda nuestra infancia leyendo obras del realismo fantástico hasta sabernos sin confundirnos la genealigía de Cien años de Soledad, cuando los gatos comenzaron a hablar, pffff, solo seguí leyendo desconcertado y preguntándome ¿qué ***** está pasando” Creo que en eso se resumió su comentario. Y creo que le doy algo de razón. Es que Haruki sabe como meterte en los momentos más desconcertantes y fantásticos sin previo aviso o explicación alguna.
        Luego de 1Q84 creo que leeré su creación más “pop” Tokio Blues, antes de ver la película. Es una de sus obras más con los piés sobre la tierra, veré si me agrada.
        Espero que te leas pronto otra novela para leer tus reseñas y seguir añadiendo más a mi lista personal de lecturas pendientes asiáticas.

        Me gusta

  2. Casi nunca leo libros, un de los pocos fue de este Murakami, “Tokio Blues”. Estaba decente pero lo acabe porque no me gusta dejar las cosas a medias. No diria que fue culpa e las expectativas. No es mala historia pero hubiera escogido otro libro de haber sabido que esperarme de este.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s