Estamos hartos del plagio (Actualización)

La verdad es que nunca pensé que llegaría a tener que publicar un artículo sobre plagio en mi blog, pero tras un año de robo de contenidos, avisos y falsas disculpas, una pequeña comunidad de blogueros nos vemos obligados a notificarle que no queremos que lo siga haciendo, pero en esta ocasión de una forma mucho más fuerte que las anteriores, para que ya no pueda hacer oídos sordos (si es que el sujeto realmente tiene algo de vergüenza). Aunque sinceramente, dudo mucho que tenga un pizca de vergüenza, y es que ayer me quedé a cuadros cuando vi su último vídeo, en el que plagia descaradamente a Magrat, del blog “Los animes y mangas de Magrat“, y es que hace una semana le había vuelto a plagiar y cuando Magrat le pidió explicaciones, este se disculpó, haciendo entender que no lo volvería a hacer. El siguiente texto está escrito por Wanda, del blog “Entre sábanas y Almohadas” y recoge perfectamente lo que sentimos los blogueros que lo hemos “firmado”. Sigue leyendo

Un nuevo rumbo

Los que sigáis este blog ya os habréis dado cuenta de que hace varias semanas que no escribo los comentarios semanales y que tengo El refugio de los incomprendidos muy descuidado. El motivo principal de este “abandono” es la falta de tiempo, pues desde que estoy en mi último año de carrera mi agenda está dedicada prácticamente a los estudios. No es que no tenga tiempo libre, pero es mucho menor que el de los años anteriores y es algo que repercute mucho en mi motivación para escribir, y es que no es lo mismo ponerse con un artículo sin apenas preocupaciones que hacerlo tras estar 12 horas en la universidad delante de una pantalla de ordenador pensando en todo el trabajo que me queda por hacer, ya que ni estoy “lúcido” ni puedo concentrarme, por lo que al final las ganas menguaron mucho.

Tras mucho meditarlo he decidido que no voy a acabar con blog por el simple hecho de que una parte de mí me lo impide rotundamente, así que pensé en hacer una serie de cambios algo drásticos para que esto no se convierta en una carga para mí y que además os pueda seguir interesando. El cambio más notable será la desaparición de los comentarios semanales, pues tener que publicar algo -que no me lleva poco tiempo- en un horario fijo es algo que ya empezaba a quemarme y además ya no dispongo de tanto tiempo los domingos, por lo que lo mejor era cortar por lo sano.

El otro “gran” cambio es que me centraré en los artículos de opinión como el último que he publicado y en las reseñas de animes no tan conocidos, puesto que son artículos que puedo publicar cuando quiera y que además me “llenan” bastante más que escribir sobre los distintos episodios que veo semanalmente. Evidentemente no publicaré demasiado, ya que como dije al principio el tiempo no me sobra, pero trataré de que haya más de un par de entradas al mes.

Los dos grandes “atractivos” de mi blog, que son las “valoraciones previas de los animes de la temporada de” y las “primeras impresiones” (lo digo por el número de visitas) seguirán publicándose como hasta ahora, pues como ya dije varias veces, es algo que me encanta hacer.

El último cambio (que no influirá tanto en el contenido) lo dejaré para cuando acabe los exámenes de enero, pero bueno, eso ya lo descubriréis cuando llegue el momento.

Esto era todo lo que quería comentar así que sin más dilación seguiré con unas cuantas tareas que tengo que acabar antes de mañana. Para los que os preguntáis cuándo saldrá el artículo de las valoraciones de invierno, ya os adelanto que lo acabaré entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre (ya empecé con él).

Cerrado por vacaciones

IMG_20140804_182555Como indico en el título, no actualizaré el blog hasta que regrese de mis vacaciones, que será el día 14 de agosto por la noche (dudo mucho que ese día toque el ordenador). Ahora mismo estoy disfrutando del verano en Marbella, y tenía pensado actualizar el blog desde aquí, pero la única forma que tengo de conectarme a internet es a través de un móvil al que solo le quedan 100MB de datos, así que no puedo usarlo para este cometido.

Cuando vuelva me pondré un poco más serio con el blog, que este verano no le dediqué mucho tiempo, y el artículo de las valoraciones previas de la temporada de Otoño tendrá la prioridad más alta.

En fin, ahora mismo tengo que irme a la playa y luego a la piscina :p así que me despido de vosotros hasta dentro de unos días.

Pequeño parón por exámenes

Como había dicho anteriormente, durante estos días tenía pensado escribir el artículo del domingo sobre los animes semanales, pero ya no lo hice la semana pasada y esta semana tampoco podré, así que prefiero pausar “oficialmente” el blog para no sentirme mal por no poder escribir. Me quedaré de vacaciones exactamente dentro de 10 días y 22 horas [publicado el 18/05/2014 a las 21:00 hora española], así que no esperéis nada hasta entonces.

Aun así, siempre dedico 40 minutos al día a ver el anime semanal mientras descanso un poco de los estudios y suelo comentar en Twitter que me pareció cada episodio, así que tampoco estaré desaparecido.

¡Un saludo!

¡El Refugio de los Incomprendidos cumple 2 añitos!

Aniversario blog anime

En realidad fue ayer cuando este blog cumplió dos años, pero como estos días estoy muy liado por culpa de la universidad decidí dejar el “casi obligado” artículo de aniversario para hoy, pues como dice el dicho: “más vale tarde que nunca”.

Cuando comencé con este proyecto en ningún momento se me ocurrió pensar durante cuánto tiempo lo mantendría a flote, aunque si me preguntasen que si tras dos años seguiría escribiendo aquí, posiblemente diría que no. Dos años pueden parecer poco tiempo, y es que el 19 de marzo del 2012 prácticamente fue ayer, pero desde entonces ya han pasado 730 días en los que muchos de ellos dediqué unas cuantas horas a escribir; unas horas que si las sumamos seguramente sean unas cuantas miles, que podía dedicar perfectamente a otras cosas, pero la verdad es que no me arrepiento ni lo más mínimo de empezar con esto.

Escribir en un blog al que le dedicas cierto esfuerzo siempre conlleva algún sacrificio, pero también muchas alegrías, y por lo menos a mí, esas alegrías me compensan todas las horas que llevo dedicadas al blog.

Durante este último año no he escrito tantos artículos como en el primero, es más, publiqué 55 menos y en total escribí 110 entradas (casi una cada tres días). Aun así no lo veo como algo negativo y es que este año dediqué bastante más tiempo a cada artículo. Las reseñas que escribía hace más de un año tenían una media de 300~350 palabras y ahora una reseña tiene entre 600 y 800 palabras. También escribí unos cuantos artículos de opinión, cosa que no había hecho hace más de un año, y por cada uno de estos artículos dedico unas cuantas horas a plantearlos y a escribirlos. Además, también empecé a escribir las valoraciones de los animes de temporada y las primeras impresiones de cada serie; unos artículos que si bien me entretienen bastante cuando los hago, es cierto que me llevan un montón de horas. Vamos, que aun teniendo menos cantidad, creo que la calidad del blog ha mejorado.

Usagi Drop

Como no se me ocurre mucho más que decir, os voy a contar un poco por encima mi experiencia llevando este blog desde el principio, así que vamos allá:

Cuando creé El refugio de los incomprendidos lo hice con muchísima ilusión; sabía perfectamente que me costaba un montón escribir y que mi expresión y ortografía eran extremadamente malas, pero aun así tenía muchas ganas de intentarlo. Los primeros días no me importaba pasarme horas y horas escribiendo una mísera reseña de 300 palabras, pues como todo proyecto interesante, se inicia con mucho entusiasmo, pero con el paso del tiempo me di cuenta de que es un poco decepcionante ver que apenas tienes visitas y que los comentarios no llegan. No es que hiciese este espacio para tener visitas y comentarios, pero si apenas te leen, llevar un blog pierde gran parte de la gracia.

Aun así quería tener un blog como los que tanto admiraba -y por qué no decirlo- envidiaba (en cierto modo), por lo que seguí escribiendo. Tras unos cuantos meses empecé a notar que las visitas comenzaban a crecer, y además, ver un comentario ya no era tan raro, algo que me animó bastante.

Poco a poco empecé a apreciar que ya no me costaba tanto escribir y aunque seguía metiendo gazapos bastante lamentables y tardaba muchas horas escribiendo no demasiadas palabras, el resultado era mucho más fluido que el que tenía al principio y por lo tanto ya no sentía tanta vergüenza de mis artículos.

Gracias al blog empecé a interesarme en Twitter, una especie de red social que miraba con bastante recelo pero que no tardó mucho en atraparme, y es que siguiendo a las personas adecuadas no solo aprendí un montón sobre el mundillo del anime y del manga, también solía y suelo “charlar” sobre alguna serie o episodios que acababa de ver, cosa que nunca hice en el mundo real, por lo que me resulta muy divertido. Además, conocí a personas con las que ahora hablo prácticamente todos los días por dicha página y hasta llegué a conocer en la vida real a varias de ellas, es más, incluso he llegado a dormir en la casa de alguien que conocí por Twitter.

Kimi ni todoke

Tras pasar más de un año con el blog empecé a disfrutarlo mucho más. Hace muchos meses que no me fijo en las visitas pues gracias a los comentarios sé que hay bastantes personas que leen mis artículos, a las cuales les estoy muy agradecido, porque gracias a ellas (es decir, a vosotros) este sitio tiene sentido y si no tuviese ese apoyo constante, esto habría caído hace mucho tiempo. Con el paso del tiempo llegué a escribir mucho mejor que antaño, y aunque sé perfectamente que mi expresión no es tan buena como me gustaría y que de vez en cuando sigo cometiendo alguna que otra falta de ortografía, creo que ya puedo sentirme orgulloso de lo que con tanto esmero he logrado crear, pues ya tengo lo que hace dos años tanto anhelaba.

Aún les guardo mucho respeto y admiración a esos blogs que estaban ahí cuando yo todavía no había empezado y de los cuales me inspiré y fui aprendiendo como hacer las cosas, como el de Magrat, el de YinRei, el de Eter, el de Wanda, el de Maru y el de Mike y es que cada uno de ellos tiene un estilo único en el que logran destacar. Aun así ya no pienso como al principio en querer tener algo como el de ellos, pues compararse con cualquier otro blog me parece una gran tontería; ahora mismo lo que quiero tener es exactamente lo que tengo, ni más ni menos.

También me alegra ver que cada cierto tiempo siguen saliendo nuevos blogs y aunque la mayoría suelen dejarlo al mes o a los tres meses, algunos otros se quedan y van creando su estilo propio, por lo que la diversidad de opiniones es mayor.

Bueeeno, creo que ya he escrito lo suficiente para celebrar este segundo aniversario y como dije al principio, esta semana estoy muy liado, así que tengo que volver a estudiar. En esta ocasión no quiero plantearme ningún reto para el próximo año salvo el de mejorar escribiendo y contestar antes los comentarios, así que… Sayonara babies, y que la fuerza os acompañe.

PD: Espero volver a veros por aquí dentro de un año, dos, tres… que yo seguiré por aquí escribiendo sin parar 😀

computer

Esta semana no habrá artículo semanal

Pues como dice el título, esta semana no haré los comentarios habituales. El motivo es que acabo de perder toda la información que tenía en dos discos duros (un poco más de 3 Teras) por lo que 1º no estoy de humor para escribir nada (tenía mucha información necesaria y no tengo una copia de seguridad de todo) 2º mi ordenador estará unas 17  horas en modo recuperación, por lo que no puedo utilizarlo y paso de escribir nada con el netbook (es incomodísimo) y 3º estaré toda la tarde de hoy haciendo una lista sobre lo que he perdido para intentar recuperar las cosas importantes por otros medios.

En fin, me fastidia mucho no hacer esta entrada pues esta semana al final no escribí nada y tenía bastantes ganas, pero no puedo. Lo siento por los que lo esperabais; Intentaré tener para mañana la reseña de Gundam 00, que ya casi está acabada.