¡El Refugio de los Incomprendidos cumple 2 añitos!

Aniversario blog anime

En realidad fue ayer cuando este blog cumplió dos años, pero como estos días estoy muy liado por culpa de la universidad decidí dejar el “casi obligado” artículo de aniversario para hoy, pues como dice el dicho: “más vale tarde que nunca”.

Cuando comencé con este proyecto en ningún momento se me ocurrió pensar durante cuánto tiempo lo mantendría a flote, aunque si me preguntasen que si tras dos años seguiría escribiendo aquí, posiblemente diría que no. Dos años pueden parecer poco tiempo, y es que el 19 de marzo del 2012 prácticamente fue ayer, pero desde entonces ya han pasado 730 días en los que muchos de ellos dediqué unas cuantas horas a escribir; unas horas que si las sumamos seguramente sean unas cuantas miles, que podía dedicar perfectamente a otras cosas, pero la verdad es que no me arrepiento ni lo más mínimo de empezar con esto.

Escribir en un blog al que le dedicas cierto esfuerzo siempre conlleva algún sacrificio, pero también muchas alegrías, y por lo menos a mí, esas alegrías me compensan todas las horas que llevo dedicadas al blog.

Durante este último año no he escrito tantos artículos como en el primero, es más, publiqué 55 menos y en total escribí 110 entradas (casi una cada tres días). Aun así no lo veo como algo negativo y es que este año dediqué bastante más tiempo a cada artículo. Las reseñas que escribía hace más de un año tenían una media de 300~350 palabras y ahora una reseña tiene entre 600 y 800 palabras. También escribí unos cuantos artículos de opinión, cosa que no había hecho hace más de un año, y por cada uno de estos artículos dedico unas cuantas horas a plantearlos y a escribirlos. Además, también empecé a escribir las valoraciones de los animes de temporada y las primeras impresiones de cada serie; unos artículos que si bien me entretienen bastante cuando los hago, es cierto que me llevan un montón de horas. Vamos, que aun teniendo menos cantidad, creo que la calidad del blog ha mejorado.

Usagi Drop

Como no se me ocurre mucho más que decir, os voy a contar un poco por encima mi experiencia llevando este blog desde el principio, así que vamos allá:

Cuando creé El refugio de los incomprendidos lo hice con muchísima ilusión; sabía perfectamente que me costaba un montón escribir y que mi expresión y ortografía eran extremadamente malas, pero aun así tenía muchas ganas de intentarlo. Los primeros días no me importaba pasarme horas y horas escribiendo una mísera reseña de 300 palabras, pues como todo proyecto interesante, se inicia con mucho entusiasmo, pero con el paso del tiempo me di cuenta de que es un poco decepcionante ver que apenas tienes visitas y que los comentarios no llegan. No es que hiciese este espacio para tener visitas y comentarios, pero si apenas te leen, llevar un blog pierde gran parte de la gracia.

Aun así quería tener un blog como los que tanto admiraba -y por qué no decirlo- envidiaba (en cierto modo), por lo que seguí escribiendo. Tras unos cuantos meses empecé a notar que las visitas comenzaban a crecer, y además, ver un comentario ya no era tan raro, algo que me animó bastante.

Poco a poco empecé a apreciar que ya no me costaba tanto escribir y aunque seguía metiendo gazapos bastante lamentables y tardaba muchas horas escribiendo no demasiadas palabras, el resultado era mucho más fluido que el que tenía al principio y por lo tanto ya no sentía tanta vergüenza de mis artículos.

Gracias al blog empecé a interesarme en Twitter, una especie de red social que miraba con bastante recelo pero que no tardó mucho en atraparme, y es que siguiendo a las personas adecuadas no solo aprendí un montón sobre el mundillo del anime y del manga, también solía y suelo “charlar” sobre alguna serie o episodios que acababa de ver, cosa que nunca hice en el mundo real, por lo que me resulta muy divertido. Además, conocí a personas con las que ahora hablo prácticamente todos los días por dicha página y hasta llegué a conocer en la vida real a varias de ellas, es más, incluso he llegado a dormir en la casa de alguien que conocí por Twitter.

Kimi ni todoke

Tras pasar más de un año con el blog empecé a disfrutarlo mucho más. Hace muchos meses que no me fijo en las visitas pues gracias a los comentarios sé que hay bastantes personas que leen mis artículos, a las cuales les estoy muy agradecido, porque gracias a ellas (es decir, a vosotros) este sitio tiene sentido y si no tuviese ese apoyo constante, esto habría caído hace mucho tiempo. Con el paso del tiempo llegué a escribir mucho mejor que antaño, y aunque sé perfectamente que mi expresión no es tan buena como me gustaría y que de vez en cuando sigo cometiendo alguna que otra falta de ortografía, creo que ya puedo sentirme orgulloso de lo que con tanto esmero he logrado crear, pues ya tengo lo que hace dos años tanto anhelaba.

Aún les guardo mucho respeto y admiración a esos blogs que estaban ahí cuando yo todavía no había empezado y de los cuales me inspiré y fui aprendiendo como hacer las cosas, como el de Magrat, el de YinRei, el de Eter, el de Wanda, el de Maru y el de Mike y es que cada uno de ellos tiene un estilo único en el que logran destacar. Aun así ya no pienso como al principio en querer tener algo como el de ellos, pues compararse con cualquier otro blog me parece una gran tontería; ahora mismo lo que quiero tener es exactamente lo que tengo, ni más ni menos.

También me alegra ver que cada cierto tiempo siguen saliendo nuevos blogs y aunque la mayoría suelen dejarlo al mes o a los tres meses, algunos otros se quedan y van creando su estilo propio, por lo que la diversidad de opiniones es mayor.

Bueeeno, creo que ya he escrito lo suficiente para celebrar este segundo aniversario y como dije al principio, esta semana estoy muy liado, así que tengo que volver a estudiar. En esta ocasión no quiero plantearme ningún reto para el próximo año salvo el de mejorar escribiendo y contestar antes los comentarios, así que… Sayonara babies, y que la fuerza os acompañe.

PD: Espero volver a veros por aquí dentro de un año, dos, tres… que yo seguiré por aquí escribiendo sin parar 😀

computer

Anuncios